Loading...

viernes, 19 de agosto de 2011

Consejos practicos en esta epoca de crisis


Las últimas semanas se han distinguido por una gran volatilidad en los mercados financieros y una no menor incertidumbre y desconfianza de los consumidores estadounidenses en su país. 
Estados Unidos, como ya se está haciendo costumbre sigue con sus prácticas financieras no tan sanas mismas que nos arrastran a los países que desgraciadamente seguimos dependiendo de su economía. Considerando lo anterior, y puesto que el problema económico no es nuestro, sino que importamos los efectos, México no debe ni tiene porque desacelerar su economía, ya que actualmente mostramos tasas de desempleo menor y de crecimiento económico mayor que Estados Unidos

¿Planes de Compra o Inversión?
Si usted ya tenía contemplado comprar una casa o vehículo, si ya lo tenía presupuestado y está dentro de su capacidad de pago, este sigue siendo un buen momento para hacerlo, solo considere lo siguiente: 
  • En momentos de gran volatilidad de los mercados e incertidumbre económica se ofrecen tasas variables que de entrada se ven muy baratas, pero que, cuando el costo del dinero llega a subir, se convierten en su peor pesadilla. 
  • Si va a usar financiamiento considere las tasas fijas y pague tanto enganche como pueda sin perder capacidad de compra o dejar de cumplir otros compromisos, de esa forma disminuirá los pagos mensuales de su inversión (carro, casa, etc.)
  • Para las Tarjetas de Crédito, es importante que este enterado de la tasa que esta cobra, ya que este tipo de crédito termina siendo el más caro y el más difícil de pagar. Use estas con moderación y nunca rebasando su capacidad de pago. Siempre recuerde que el tener una tarjeta de crédito no significa que tiene más dinero.
¿Planes de Ahorro?
El ahorro siempre es una buena opción y cualquier momento y sobre todo en épocas de crisis. Si está pensando en ahorro considere las opciones seguras, de tasas fijas con vencimientos cortos y planes de reinversión. En estas épocas y sobre todo por la movilidad tan grande de las tasas no es recomendable invertir los ahorros en tasas variables y menos en activos de riesgo.

El ahorro siempre es muy importante para las familias y para la economía del país, pero el consumo también es muy importante, de ahí que debemos de balancear nuestro presupuesto entre el ahorro y el consumo de forma que siempre podamos ahorrar una parte de nuestro ingreso y podamos seguir comprando. a largo plazo este equilibrio apoya más a la economía del país que el consumo excesivo.

jueves, 18 de agosto de 2011

El mundo esta de cabeza

Los medios de comunicación nos repiten constantemente que el mundo esta de cabeza, que si el terremoto, que si los huracanes, que si la inseguridad, que si los problema económicos, en pocas palabras que nos estamos volviendo locos, que el mundo se nos cae encima.

Cada quien tiene derecho a opinar lo que quiere puesto que cada quien ve la vida de forma diferente, pues bien, en mi humilde opinión todo es consecuencia de lo que nosotros hemos hecho en el pasado; los malos usos, abusos, y desusos de los recursos, valores  y personas que en este mundo han causado esta realidad que ahora estamos viviendo.

Frecuentemente escucho en diferentes asociaciones con las que colaboro o en diferentes reuniones a las personas asombradas de todo lo que sucede y quejándose de todos los problemas que tenemos. Creo que todos podemos recordar épocas de grandes excesos en todos los términos, de gran despilfarro económico y sobretodo de mucha permisibilidad en todo (todo era fácil y todo era permitido).

Pues bien, la vida, el mundo, la tierra y la misma existencia nos está pasando la factura, nos está cobrando nuestra osadía, pero como nunca dimos anticipos, ni pagos parciales, nos esta saliendo muy cara, tanto, que muchos ya no quieren ni pueden pagarla. Creemos que todo se soluciona con encerrarnos en nuestra casa y no salir de noche a ningún lado y lo peor, nos cambiamos de ciudad o de país, como si eso solucionara las cosas. Ya vimos los problemas y seguimos esperando que alguien llegue con una varita mágica a solucionarlos, todavía creemos que los problemas son de alguien mas. Pues bien, déjenme decirles que los problemas son nuestros, ya que nosotros vivimos las consecuencias, y la verdad, no tenemos mas opciones que seguir viviendo con nuestra realidad lo mejor que podamos, pero eso si, aprendamos la lección e intentemos corregir poco a poco todos estos problemas que hemos causado, porque, si no hacemos nada, la factura que les estamos heredando a las generaciones mas jóvenes, creo yo será impagable.

Analicemos que podemos hacer por nuestro medio, por nuestra comunidad, seamos conscientes de lo que hay alrededor y hagamos algo, por pequeño que sea nuestro grano de arena, unido al esfuerzo de alguien mas, hará la diferencia entre seguir encerrados en nuestra casa o recobrar la libertad, entre seguir esperando que se solucione la crisis económica o modificar mi vida y adaptarme a mis posibilidades económicas y crearme mi propio crecimiento.

Yo creo en México, en mi país y me niego a aceptar que los mexicanos somos mediocres como intentan hacernos creer.

¿Que esta haciendo America Latina?

Una de las grandes preocupaciones de todos los pensadores, periodistas, escritores, futurólogos, y académicos, es el desarrollo económico. Debido a la globalización de los mercados, ya no podemos preocuparnos solamente por nuestro país, tenemos que pensar en regiones, bloques comerciales o posiblemente en continentes. Latinoamérica es nuestra región, con ella compartimos un pasado u origen, e históricamente han vivido situaciones muy similares, han pasado por etapas de desarrollo y subdesarrollo muy similares, y sobre todo, comparten aciertos y errores, que los enfilan a un destino por mucho parecido. Aunque cada país tiene sus propias políticas económicas, estrategias de crecimiento y tendencias políticas, en general todos comparten la misma pobreza, los bajos índices de eficiencia en educación, baja inversión en infraestructura y la indiferencia de sus gobernantes sobre los problemas reales de sus países. Algunos países están mas preocupados por sus ideales políticos de partido y por querer tapar los hoyos de su gestión económica que por diseñar un programa de desarrollo económico regional, que apoyado en las bondades de cada país, ayude a enfrentar la fuerte competencia que recibimos de Asia.

Actualmente vemos a más de la mitad de los países Latinoamericanos luchando por su crecimiento basado en una economía de mercado, mientras que la otra parte sigue desmotivando a la inversión extranjera con sus políticas de extrema izquierda. En este camino, China nos ha ganado el mercado; despertó de su letargo y en silencio, sin que nadie lo percibiera les comió el mercado manufacturero y de materias primas a los países de América Latina que en su mayoría siguen dormidos. No hay tal milagro Chino, como muchos han sugerido; China ha usado su alta capacidad de mano de obra, su extenso territorio y su control sobre la economía, personas y mercados para lograr crecer a cifras no vistas en muchas décadas.

Algunos pensadores y escritores han sugerido que América Latina debería de crear un programa económico supranacional, que sin importar las ideologías políticas y económicas, que olvide los viejos desacuerdos y que pensando solo en el bien común de la sociedad, desarrollarán estrategias de atracción de inversión extranjera para juntos crear mercados y desarrollar los ya existentes. Este programa supranacional esta inspirado en Europa, región geográfica económica que eliminó barreras comerciales y fronteras para crear uno de los mercados más fuertes a nivel mundial, mismo que fue creado para competir con Estados Unidos y los mercados Asiáticos. Los países que conforman el Mercado Común Europeo, en aras de la integración regional, tuvieron que ceder parte de su supremacía económica y comercial creando un Parlamento Europeo formado por los países miembros el cual es responsable de la supervisión en las operaciones y acuerdos comerciales y de la vigilancia en el valor del Euro, moneda oficial en circulación de los países miembros, moneda que hasta antes de la crisis griega había superado al valor del dólar en mas del 50%.

¿Podrá alguna vez Latinoamérica crear una región común sin fronteras comerciales si no existe un país líder? ¿Podrán los países de América Latina lograr acuerdos en cuanto a los proyectos necesarios para el desarrollo regional si el presidente venezolano no respeta los tratados internacionales celebrados? ¿Será posible que la intransigente izquierda mexicana llegue a acuerdos importantes y de trascendencia con la necia derecha? Y lo más delicado, ¿Podemos esperar que los países de América se unan en un proyecto supranacional, si ningún país en lo particular ha podido superar la barrera de los intereses de partidos políticos, de los intereses generados por los gobernantes y del no seguimiento a los programas de administraciones anteriores?

Los habitantes de este continente tenemos un gran reto, nos falta un líder y ningún país esta reclamado el puesto, cada uno de ellos están trabajando en sus propios problemas sumidos en su indiferencia.

lunes, 8 de agosto de 2011

Y todos bien preoupados.....

En realidad asi nos tiene el panorama economico financiero del mundo, preocupados, y lo mas comico de todo es que preocuparse no sirve de nada, NADA. Por muchos años se veia venir el desastre financiero de Estados Unidos y su ya muy elevada deuda interna y externa, consecuencias del capitalismo exagerado del vecino pais y de los vicios economicos que por muchos años han ejercido. 
Y todavia se quejan de su baja calificacion,ates y no los reprobaron. Eso si, aguas ccon los Chinos, estan enojados y se van a enojar mas todavia.

De la misma manera se ha dicho que Mexico deberia de diversificar sus exportacciones hacia otro pais, (actualmente dependemos de que Estados Unidos nos quiera o pueda comprar) y para eso hemos realizado tratados comerciales con casi todoslos paises, y desgraciadamente solo se usa el TLCAN.
En fin, preocuparse no sirve de nada, hay que OCUPARSE en su momento. Debaemos insistir en la difersificacion de las expostaciones, ya que eso hara la diferenccia entre seguir dependiendo de Estados Unidos, de sus humores, crisis y berrinches, o poder decidir nuestro futuro con miras en otros continentes.