Loading...

martes, 12 de marzo de 2013

¿Ya estamos listos para las compras de temporada? / Uso adecuado de la tarjeta de credito



Por: Alicia Campos Almodóvar
 @AsesorNegocios1

Inicia ya el mes de noviembre y con eso la temporada de compras masivas preparándonos para la temporada navideña. México tiene su “Buen Fin” este próximo 16 al 18 de Noviembre y EUA su “Black Friday” el próximo 23 de Noviembre; solo que los residentes de la frontera tenemos peligrosa o afortunadamente las dos oportunidades para hacer nuestras compras importantes aprovechando los descuentos.
Estos dos eventos son creados por el sector comercial con el fin de deshacerse de los inventarios para dar la bienvenida a la mercancía nueva, esperando así las compras de navidad. A esto se une el apoyo del sector financiero otorgando créditos para comprar mas cómodamente, sin tener que desembolsar el efectivo en ese instante y no afectar así el presupuesto familiar de corto plazo. Estos apoyos financieros son ofrecidos principalmente como tarjetas de crédito, mismas que pueden ser desde nuestras mejores amigas a nuestras mayores pesadillas.

Primeramente quisiera aclarar que tener una tarjeta de crédito no significa que tengo mas dinero, ni que gano mas, ni que mi presupuesto familiar ha aumentado, solo significa que puedo comprar algo que, aunque no tenga el dinero de momento, si entra en mi presupuesto familiar y por esa razón voy a tener el dinero para pagarlo pronto. El crédito plástico debe ser usado como medio de financiamiento de corto plazo, ya que por sus altas tasas de interés suele ser un crédito caro, y usarlo como financiamiento de largo plazo nos puede llevar a problemas tan serios como la insolvencia financiera y dañar permanentemente nuestro record de crédito.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores arroja indicadores preocupantes: de 2011  a 2012 la cartera vencida en tarjetas de crédito a aumentado en un 42%, siendo los créditos vencidos y morosos un 4.3% del total de los créditos nacionales. Y digo preocupantes, porque esto nos indica que no sabemos usar el crédito, no sabemos pagar. Eso me recuerda lo que alguien me dijo en una ocasión: “Lo difícil no es que te presten, sino saber pagar adecuadamente”. Sin embargo, el uso de créditos debe ser visto como un recurso a ejercer de manera responsable.

A continuación enlisto algunas ideas o sugerencias para usar mejor las tarjetas de crédito:
1.       Revisar bien su capacidad de pago: hacer presupuesto personal y familiar de ingresos y gastos, para saber que se puede comprar y, como y cuando se va a pagar.
2.       Realizar presupuesto de pagos de créditos y agregarlo el presupuesto familiar, lo que ayudara a conocer la real capacidad de pago y de compra de cada persona.
3.       Revisar muy bien las fechas de pago y de corte de estado de cuenta de su tarjeta de crédito, esto ayudara a saber cuanto tiempo tenemos para financiar nuestra compra. Ejemplo: Si la fecha de corte es cada día 15 de mes, todo lo que compre antes del día 15 de noviembre lo deberé pagar aproximadamente el día 5 de diciembre, pero si puedo posponer la compra un día mas y comprar el día 16 de noviembre, el pago de esa compra lo deberé realizar el día 5 de enero, tendré casi un mes mas de financiamiento gratuito. Así mismo, para no generar intereses, es indispensable pagar el total de mi saldo en las fechas límite de pago de la tarjeta de crédito.
4.       El no pagar el total del saldo causara intereses por el total del importe del estado de cuenta, no solo por lo que no se pague.
5.       No pagar solamente el mínimo en su estado de cuenta, hacerlo así solo aumentará mi adeudo en el mediano plazo. Si no puedo pagar la totalidad del saldo, pagar por lo menos cuatro veces más que el mínimo, eso me asegurará que estoy pagando los intereses y una parte importante del capital.
6.       Todos los créditos de tarjeta son caros, tanto en su tasa de interés como en sus comisiones anuales o por emisión de tarjetas. Hay créditos de tasas altas que no cobran comisiones y hay otros que cobran comisiones altas y bajas tasas de interés. Ninguno es mejor que otros, eso dependerá del uso que cada persona le de a su tarjeta de crédito, como por ejemplo: si somos de las personas que pagamos el total del saldo en el estado de cuenta y nunca pagamos intereses, entonces no nos importara la tasa de interés pero si nos importara las comisiones; si somos de las personas que usamos el financiamiento y pagamos intereses, entonces buscar una tarjeta de baja tasa de interés aunque las comisiones sean altas, con esto me aseguro de financiar mis compras al costo mas bajo posible.

No hay secretos ni recetas únicas para usar tarjetas de crédito, y si hay experiencias exitosas con su uso, ya que suele facilitar las operaciones diarias de muchas personas, lo que se recomienda en forma muy general es no comprar lo que no necesito aunque este muy barato; comprar inteligentemente: no siempre la mejor compra es la mas barata, hay que encontrar una relación entre precio, garantías, servicio, etc.

Compremos sabiamente, aseguremos nuestro futuro y el de nuestra familia no rebasando nuestra capacidad de compra y de pago, y sobre todo, comprando cosas que serán duraderas y de provecho para la familia.

Nota: este articulo fue realizado en la epoca de compras de noviembre 2012.